El queso es uno de los productos más representativos de la gastronomía asturiana. Supone mucho más que un alimento pues aúna tradición, folclore, historia y saber popular.

Asturias dividida en sus 78 concejos
Asturias dividida en sus 78 concejos

En épocas pasadas, las comunicaciones en Asturias eran difíciles. Los núcleos poblacionales estaban dispersos y la elaboración de quesos era eminentemente rural. De este modo, los paisanos debieron adaptar la conservación de sus excedentes lácteos a la orografía de su territorio y hasta al particular clima de su zona, lo que trajo consigo que cada comarca tuviera su queso y que ese queso definiera a la comarca.

Este es el motivo por lo que en Asturias existen más de 40 variedades de queso, ¡muchísimas y muy distintas! También es lo que la convierte en la región con más diversidad de quesos, no ya solo de España (donde según nuestra propia recopilación, habrá más de 200 variedades), sino de Europa entera. Es más,  si nos centramos en la zona del oriente asturiano, la muestra quesera se sale de todas las gráficas.

Fachada Quesería artesanal El Cabriteru

Nuestra quesería se encuentra a las afueras de Arenas, una villa de menos de 900 habitantes del concejo de Cabrales, puerta principal de acceso a los Picos de Europa y un territorio muy conocido tanto por el turismo de montaña y aventura, como por su rica gastronomía y sus pintorescos paisajes.

Innovar y diferenciarnos volviendo a los orígenes

Centrándonos en las tradiciones y costumbres queseras del concejo y remontándonos ochenta, noventa, cien años en el tiempo, nos encontramos con que la economía de muchos pueblos de Cabrales y su entorno era casi de subsistencia.

Por aquel entonces, la cabaña ganadera predominante era de ovejas y cabras. El terreno les era propicio y, además, no todos podían permitirse tener vacas, cuya compra y mantenimiento suponían una inversión cuantiosa.

Así pues, aunque podamos imaginar que  el excedente lácteo no sería muy abundante, los lugareños no dudaban en hacer queso que les servía de aprovisionamiento para duros inviernos, como mercancía de compra/trueque y también como artículo de venta en ferias. Y dije “lugareños” en sentido general aunque sé que probablemente fueran “lugareñas” las encargadas de las tareas queseras. Mi abuela fue una de aquellas mozas que hacían queso en las cocinas de las casas, y aquellos quesos de entonces se elaboraban en su inmensa mayoría solo con leche de cabra y de oveja.

Esta fue la línea de elaboración tradicional que decidimos seguir en la Quesería artesanal “El Cabriteru”. Estamos convencidos de que de utilizando exclusivamente leche cruda de oveja y cabra para elaborar nuestros quesos, innovamos y aumentamos la diversidad quesera de la zona. De esta misma forma es como logramos diferenciarnos y concebir un queso único, inigualable, fácilmente distinguible, con el auténtico sabor de antaño. Y lo que es mejor, exQuisito.

Etiquetas queso El Cabriteru

Tras el esfuerzo y especial cuidado del proceso de obtención de la leche y su transformación conseguimos tres variedades de nuestro particular queso azul:

· uno elaborado íntegramente con leche cruda de oveja

· otro producido solo con leche cruda de cabra

· y un tercer queso obtenido de la mezcla de las leches crudas de oveja y cabra

Puedes ver la descripción detallada en Productos .

 

Más sobre nuestro queso y un poco de historia